Seleccionar página

Apoyando el desarrollo de mi hijo

Habilidades como sonreír a una cara conocida, balbucear y lanzar una pelota son señales de que su hijo se está desarrollando en el camino correcto. Aunque los niños desarrollan habilidades en diferentes momentos, existen algunos rangos de edad esperados para alcanzar estos objetivos.

Nuestra guía para padres, Mírame y ayúdame a crecer, proporciona un cronograma de cuándo los niños generalmente aprenden nuevas habilidades y puede usarlo como recurso hasta que su hijo tenga cinco años.

También hay varios otros recursos web donde puede realizar un seguimiento del desarrollo de su hijo, que incluyen:

Pruebas de detección del desarrollo para garantizar un desarrollo saludable

Pregúntele al proveedor médico, preescolar o de cuidado infantil de su hijo sobre evaluaciones del desarrollo de su hijo. Si el desarrollo de su hijo va por buen camino, una evaluación del desarrollo puede ayudarlo a identificar las áreas de fortaleza de su hijo. El médico o el proveedor de cuidado infantil de su hijo pueden ayudarlo a encontrar formas de continuar apoyando el desarrollo de su hijo.

La La Academia Americana de Pediatría recomienda que los médicos supervisen de manera informal el desarrollo de los niños en cada visita de niño sano y realicen exámenes formales en las visitas de los 9, 18 y 24 o 30 meses.

Si la evaluación del desarrollo indica un posible retraso, es muy importante que su hijo sea evaluado formalmente a través del Sistema de intervención temprana de Illinois (desde el nacimiento hasta los tres años), distrito escolar local (de tres a cinco años) o proveedores médicos (de cualquier edad) lo antes posible.

Las investigaciones muestran que los niños se llevan mejor en la escuela y con otros niños cuanto antes reciben ayuda con un retraso. Para obtener más información sobre la intervención temprana y el desarrollo infantil, consulte nuestra Página de recursos para padres

Apoye un comienzo sólido y un futuro brillante.

Defendemos las experiencias de aprendizaje y cuidado de la primera infancia de alta calidad y el apoyo a las familias para que todos los niños desarrollen todo su potencial.